Cargando Conciertos

Canciones pasionales

Diego Martín es un cantautor hecho a sí mismo. Desde que en la escuela descubrió las posibilidades de comunicación emocional que permiten una guitarra, una voz y un puñado de canciones. Autodidacta, aprendió su arte escribiendo los primeros temas en los momentos libres que le dejaba el trabajo en una gasolinera. Sus letras, lamentos en torno al amor y el desamor, llamaron la atención de DRO Atlantic que lo hizo debutar con “Vivir no es solo respirar” (2006).

Fue una fulgurante aparición culminada por el gran éxito del single “Déjame verte”, un dueto con Raquel Rosario de El Sueño de Morfeo, siguiendo la estela de Alejandro Sanz. Convertido en artista revelación, acrecentó su popularidad con “Puntos suspensivos” (2007), escrito y compuesto íntegramente por él. En su tercera entrega, “Melicia” (2010) -título que hace referencia a Melilla y Murcia, lugares donde nació y se crió-, es Malu quien lo acompaña en “Hacer llover”. El disco lo produce el italiano Bob Benozzo, que ha trabajado con Chambao, Vanessa Martín o Ana Belén.

Las guitarras tienen gran protagonismo en su música, como demuestra el cuarto álbum “Siendo” (2013) y el single del mismo título. Pero no solo el rock ya que el reggae también aparece en “Como contigo ayer”, sin olvidarse nunca de sus torrenciales medios tiempos y baladas, las grandes marcas de la casa. Como “Desde que te hiciste aire”, incluida en el flamante “Con los pies en el cielo” que estrena en el Festival Mil·lenni. Un álbum precedido por el torrencial single “Yo, que lo hice por cantar”, el mejor indicativo de que su corazón sigue inflamado por la inextinguible llama del amor.